La Paciencia

La paciencia es una de las prácticas más importantes, tanto en la vida espiritual como en nuestra vida cotidiana. Es el antídoto a la ira, el enfado, la aversión, las frustraciones de la vida y muchas otras actitudes que envenenan la paz de nuestro interior. Es de vital importancia para vivir en esta época de crisis que nos toca afrontar.
La capacidad de ser pacientes no es algo con lo que nacemos sino que es un arte que podemos aprender a desarrollar, independientemente de nuestras creencias y forma de vida. En este seminario se describirán las desventajas de seguir manteniendo actitudes promovidas por el enfado (desde los más leves hasta las manifestaciones más agresivas). Asimismo una parte importante del seminario se dedicará a explicar técnicas razonables para empezar a integrar el arte de no enfadarse siempre que nos asalte la tristeza, la frustración, la angustia y tantas otras actitudes nocivas para nuestro bienestar. Son varios los objetos de nuestra paciencia: nosotros mismos, los demás, las situaciones externas, el trabajo, los estudios, los negocios. En consecuencia es algo que siempre podemos desarrollar. Antes de hacerlo es preciso saber el cómo y el por qué y esta es la finalidad de este curso.