¿Qué es el programa de Estudios?

Cuando profundizamos en el conocimiento del Dharma, llegamos a un punto en el que sentimos la necesidad de aplicar un sistema más estructurado de estudio que favorezca nuestra comprensión y retentiva. Un aprendizaje organizado es primordial para obtener resultados. El Dharma como experiencia tiene un único objetivo: combatir nuestras mentes engañosas, que son la causa principal del malestar, y sustituirlas por estados mentales de calma y empatía. Nos convertimos en nuestro propio médico-terapeuta y nuestra vida cotidiana puede llegar a ser verdaderamente plácida y significativa. 

A lo largo del día pasamos por todo un abanico de emociones que van del desagrado a la excitación, pasando por muchos momentos de indiferencia. Constantemente, las personas de nuestro entorno, incluso las amistades, nos causan contrariedades, o eso creemos… pero, también ocurre a menudo que, sin razón aparente, la infelicidad, la insatisfacción, la angustia o la depresión se apoderan de nosotros y nos derrumban.

Este incómodo fluctuar es causado por las semillas kármicas que maduran en la mente. Pero, ¿sabemos realmente cómo y por qué se producen estas semillas? Y lo más importante, ¿podemos aprender a manejarlas? Entender estos mecanismos tan profundos de la psique humana es el método de autoconocimiento más avanzado al que podemos dedicar nuestro tiempo. Después, de manera natural, podemos ayudar a los demás. Guiar a los demás por la senda del conocimiento, no es fácil. Uno debe estar realmente preparado y ser un ejemplo de coherencia con lo que enseña.

Pero, ¿por dónde empezar? El Dharma es tan extenso y profundo que no sabemos muy bien cómo abordarlo. Aun después de muchos cursos, nos sentimos como el turista que llega a una ciudad extranjera y se pierde por sus calles, la ciudad le parece maravillosa pero no se orienta en ella.

En el antiguo Tíbet los gueshes kadampas de antaño estudiaban seis grandes textos. Los nuevos gueshes, a partir de Lama Tsongkhapa, estudiaban solo cinco. La Escuela Laica de Budismo y Meditación, propone una serie de textos de estudio que son la esencia de los cinco grandes textos que estudiaban nuestros ancestros. Formándote en estos textos podrás, en el mejor de los casos, ayudar a los demás, y en el peor, tener una guía para ser autosuficiente en la senda de la meditación y el progreso espiritual.

La Escuela Laica de Budismo y Meditación propone el siguiente programa, síntesis de tres grandes bloques:

·  LAM RIM

·  LO YONG

·  MAHAMUDRA

Estos tres grandes grupos de enseñanzas constituyen el camino a la Iluminación. Para entender bien estos tres pilares, necesitamos:

1) Dominar los textos que proponemos a continuación.
2) Hacer retiros de meditación con cierta regularidad.
3) Practicar una sola deidad tántrica, como aconsejaba Atisha.

Aquellas personas que tienen un sincero interés en profundizar en el estudio de la meditación y la filosofía budista pueden entrar en el Curso de Estudios que se plantea del siguiente modo:

·   Curso presencial con la instrucción y transmisión oral a cargo de Isidro Gordi.

·   Estudio compartido en grupos con el objetivo de que los estudiantes se alienten mutuamente y compartan su amor por el Dharma.

·   Retiros de meditación para integrar en el corazón todo el material teórico que se va introduciendo.